Todo aquel que tenga hijos sabe cuán emocionante es observar de cerca su proceso de crecimiento. La dentición, por ejemplo, es una de las etapas más importantes pues indica el paso a una nutrición más variada y una digestión diferente. Y es que los dientes nos ayudan a masticar los alimentos sólidos para que nuestro sistema digestivo los procese más fácilmente. Entonces, ¿por qué se necesitan chupetes y mordedores?

Pues bien, no hay un consenso respecto al uso de estos objetos para los bebés. De hecho, las recomendaciones pueden variar drásticamente entre especialistas. Algunos pueden recomendar los chupetes, otros los mordedores, otros ninguno de los dos por considerarlos innecesarios. Pero siendo productos tan demandados por los padres, creemos necesario proporcionar una visión más neutral basada en información real.

Chupetes o mordedores: ¿cuál de los dos es mejor?

Según la Asociación Española de Pediatría, los bebés no suelen llorar específicamente por molestias de dentición durante todo el día. Por lo tanto, no parece muy lógico que usen de manera sostenida chupetes y mordedores. En cambio, resulta más conveniente proporcionarle uno u otro para aliviarlos de manera puntual, cuando las señales de incomodidad sean muy evidentes.

Es importante resaltar que se trata de un proceso totalmente natural por el que pasan los seres humanos. La dentición no amerita tratamiento, y el uso de chupetes y mordedores debe ser puntual, no continuo. 

Consejos para comprar chupetes

Material de fabricación

El material más usado para la fabricación de chupetes es la silicona, y también uno de los preferidos. Para empezar, es más fácil de limpiar y también es menos propenso a retener olores. A estos siguen los de látex, que ofrecen la ventaja de ser más suaves para la boca de un bebé en dentición; su desventaja es que esta flexibilidad los hace más propensos a la deformación durante el lavado.

Por otro lado, tenemos los chupetes de plástico, un material conocido por su larga duración y facilidad de limpieza. Son ideales si lo que se busca es durabilidad o resistencia; el problema es que estas mismas características los hacen muy duros para la boca del bebé. Además, escogerlos según estos criterios tampoco es lo más conveniente porque la recomendación es cambiarlos cada poco tiempo. 

Tipo de tetina

El tipo de tetina también debería ser un criterio para comprar chupetes. Existen las de tipo anatómica, que imita la forma del pezón materno y lo hace más agradable para el bebé, sobre todo recién nacido; las tetinas fisiológicas, que son planas y simétricas, ideales para bebés que se lo ponen solo; y las tetinas redondas, también simétricas, aunque con forma esférica y grande, también para bebés más independientes.

Tipos de chupetes por edad

Los chupetes se pueden clasificar también en tallas según la edad. Los de talla 1 se recomiendan para bebés entre 0 y 6 meses de vida; los talla 2 a partir de los 6 meses; y los de talla 3 a partir de los 12 a 18 meses en adelante. Esta descripción puede variar entre las marcas, por lo que antes de comprar en nuestra tienda, recomendamos confirmar en la ficha técnica de los productos. 

Consejos para comprar mordedores

Tipo de material

Al igual que en los chupetes, los mordedores no deben incluir sustancias ni materiales tóxicos en su composición; por ejemplo, no debe contener plástico clorado o PVC (policloruro de vinilo) ni BPA (Bisfenol A). Por lo general, se fabrican de plástico blando o de goma, pero al comprarlos se recomienda confirmar que se pueden enfriar; colocarlos fríos en las encías puede ayudar a aliviar las molestias.

Edad del bebé

Al escoger mordedores es importante tomar en cuenta la edad del bebé. La dentición suele iniciar entre los 6 y 8 meses de vida, pero aún los bebés no son capaces de morder con mucha fuerza. Por ende, se recomienda escoger un modelo ligero para dar la bienvenida a los incisivos centrales inferiores. También conviene seleccionar un modelo acorde al tamaño de sus manos para que pueda sostenerlo con facilidad.

Forma del mordedor

El último es un criterio adicional no indispensable. Los mordedores sirven para que los bebés muerdan y alivien el dolor de la dentición, pero también pueden apoyarlos en otras formas; por ejemplo, convirtiéndose en un juguete con el cual pueden distraerse. Por ello, comprar uno con una forma y colores llamativos es otra recomendación valiosa; un poco de entretenimiento nunca viene mal.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios
Producto añadido a lista de deseos
group_work Consentimiento de cookies